Tratamientos Antiandrógenos

Antiandrógenos

Los andrógenos son hormonas son hormonas sexuales que se encuentran en los testículos del hombre y el los ovarios de la mujer, y el mundo científico logró utilizar estas hormonas para la producción de fármacos. Estas hormonas afectan de diferentes formas al organismo del ser humano, como es el caso de la alopecia androgénica la cual es de las calvicies más comunes y no solo en la humanidad, ya que algunos animales como los chimpancés también pueden sufrirla.

Tratamientos Antiandrógenos

Cuando una persona padece de calvicie androgénica notará que el cabello irá debilitándose de a poco hasta que desaparece el bulbo capilar en su totalidad. En el caso de las mujeres la perdida del bulbo no es total como suele suceder con los hombres, sino que resulta una pérdida difusa y en las zonas occipital y temporal de la cabeza, lo cual puede dificultar un autotransplante capilar aunque no es imposible. Sin embargo existen diferentes tipos de alopecia y es fundamental destacar si se trata de una calvicie androgénica para realizar el tratamiento que corresponda.

Existen diversos tratamientos antiandrógenos pero solo tres de ellos demostraron resultados clínicos favorables, y es fundamental que dichos tratamientos sean realizados bajo la estricta supervisión del médico especialista ya que no se encuentran exentos de posibles efectos secundarios en el paciente. La calvicie en mujeres en tan común como en el hombre pero el tratamiento a seguir no es el mismo, y lo que debe conseguir con los tratamientos antiandrógenos es justamente reducir las hormonas andrógenas, adelgazando las glándulas sebáceas y disminuyendo así la producción de grasa en el cuero cabelludo.

Los fármacos para el tratamiento antiandrógeno ejercen una acción de supresión hormonal inhibiendo las actividades hormonales que provocan la alopecia, no pueden extraerse por completo ya que el organismo humano igualmente lo requiere para vivir. Estos antiandrógenos no solo se utilizan para detener la calvicie femenina, sino que también se utilizan en enfermedades como lo es en hombres el cáncer de próstata, para combatir el acné, para disminuir rasgos masculinos en mujeres transexuales, entre otras situaciones posibles.

Estos tres tratamientos que demostraron los resultados esperados y que actualmente se utilizan para tratar la alopecia androgénica en mujeres, se destacan por los siguientes componentes: con Minoxidil, con Finasteride, y con acetato de ciproterona. De igual manera es recomendable saber a que se debe la alopecia que las mujeres pueden padecer, ya que los tratamientos antiandrógenos son ideales para la calvicie hereditaria o también será útil en la alopecia Areata (pérdida de mechones en parches), pero en el caso de alopecia por estrés o por utilizar medicamentos específicos, o por posparto o enfermedades tiroidea deben aplicarse tratamientos diferentes.

Estos tratamientos antiandrógenos requieren la necesidad de que el folículo piloso todavía este vivo, cuanto mayor sea la cantidad de folículos capilares vivos mejores serán los resultados ante este tratamiento. Hay fármacos que detienen la caída y prolongan la vida del cabello. Muchas situaciones que generan en el organismo debilidad capilar y pérdida del cabello pueden ser temporales, y existen tratamientos específicos para esas situaciones. Debemos ser consciente de cada situación.